Logo, Gobierno ColombiaLogo, Marca País
Logo, Biblioteca virtual para ciegos de colombia
Acceder

Listar por Materia "Cuentos españoles"

Mostrando ítems 21 al 40 de 40

Resultados de la búsqueda

Lista de resultados

  • Portada no disponible

    Juicio y expiación de Ángeles Hernández 

    Espinosa, Miguel, 1926-1982

    Juez Primero: Pasa, muchacha, siéntate, no receles; queremos iluminar tu ánima. Dinos: ¿es verdad que hablas con el Eterno? (Se santigua). Muchacha: Tan cierto como que vosotros sois tres. Juez Primero: «¡Ay de mí!, que he visto a Dios; estoy perdido». Y ¿qué dice El? Muchacha: «Ángeles, no temas. Advierte la extensión de la Historia, cuenta los innumerables muertos que han sido y son, pon tus ojos sobre los pueblos y los individuos que se sucedieron. Pues bien: Yo te he elegido entre las arenas de las conciencias, y te he reservado un lugar en mi Reino, por lo cual serás bendita. Sin embargo, tendrás que padecer, porque así es mi marca; sólo el sufrimiento me conoce». Tomado del texto original Fecha de reseña: 20/07/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Lilith 

    Cortina, José Antonio, 1853-1884

    La Peña, el peonza y la causalidad. Después de darle muchas vueltas y sopesar otras posibilidades he optado por la educación y comenzaré esta narración presentándome. Mi nombre es Alfredo García Torrecilla y nací, hace cincuenta y pocos años, en un pueblecito de Cáceres de nombre Aliseda. Mis padres eran oriundos de la zona y llevaban una apacible vida campesina hasta que la llegada de su primer y a la postre único hijo vino a trastornarla. Tengo vagos recuerdos del pueblo, recuerdo de manera difusa las tardes de calor ondulante incrustado en las paredes encaladas, cociendo lagartijas ociosas y atontando a las moscas. Lo único que recuerdo con toda claridad es una pequeña peña que se encontraba a la puerta del corral y que se convirtió, desde que descubrí la utilidad de las dos extremidades que nacían de mi cintura, en el mayor reto de mi infancia. Desde que tuve uso de conciencia la peña a la puerta del corral fue mi némesis. Sólo vivía para coronar sus dos metros de altura que, a mis ojos, eran casi insalvables; allí me pasaba horas y horas que siempre se traducían en constelaciones de moratones y arañazos cuando la peña me derrotaba. Otro niño se hubiera divertido correteando tras las gallinas –que hacían cima con insultante facilidad–, jugando con los perros de la casa o torturando a las lagartijas ociosas cocidas por el sol pero yo me decanté por la superación personal y por esa maldita peña. Un día el padre de mi padre, hombre de campo y por tanto práctico, tomó al hijo

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La mujer a la moda : (artículos) 

    Bécquer, Gustavo Adolfo, 1836-1870

    Bettini está en la escena; ha comenzado un andante, el andante de Martha, en que cada nota es un melancólico suspiro de amor o un sollozo de amargura. El público, sin embargo, no escucha a Bettini, inmóvil, silencioso, conmovido como de costumbre. En las butacas, en los palcos, en las plateas, en todo el círculo de luz que ocupa el dorado mundo de la corte, se percibe un murmullo ligero, semejante a ese rumor que producen las hojas de los árboles cuando pasa el viento por una alameda. Las mujeres, impulsadas por la curiosidad, se inclinan sobre el antepecho de terciopelo rojo las unas, mientras las otras, afectando interés por el espectáculo, fijan sus ojos en la escena, o pasean una mirada de fingida distracción por el paraíso. Todas las cabezas se han vuelto hacia un sitio, todos los gemelos están clavados en un punto. Se ha visto oscilar un instante el portier de terciopelo de su platea; ya se divisa, por debajo de los anchos pliegues de carmín que cierran el fondo de la concha de seda y oro que ha de ocupar, el extremo de su falda de tul, blanca y vaporosa. Ella va a aparecer al fin. Va a aparecer el ídolo de la sociedad elegante; la heroína de las fiestas aristocráticas; el encanto de sus amigos; la desesperación de sus rivales; la mujer a la moda. Tomado del texto original Fecha de reseña: 09/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La mujer negra 

    Zorrilla, José, 1817-1893

    Una mujer misteriosa entraba, ya hacía algunas noches, en la capilla de Santa Cruz, sin que nadie supiese quién era ni con qué objeto se presentaba allí. Algunos atrevidos y un poco más despreocupados que los otros se arriesgaron a seguirla, entrando en el templo algunos minutos después que ella. Tomado de: http://www.ellibrototal.com/ltotal/ficha.jsp?idLibro=7793 Fecha de reseña: 28/06/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La nena 

    Bécquer, Gustavo Adolfo, 1836-1870

    Hace ya mucho tiempo que se clama en todos los tonos contra el espíritu francés que se introduce e infiltra en nuestra nación y, desnaturalizando las costumbres, viciando el idioma y modificando las ideas, concluirá, si es que ya no lo ha hecho, por hacer de nosotros una copia, cuando no una caricatura, del vecino país. Tomado del texto original Fecha de reseña: 09/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Los ojos verdes : leyendas 

    Bécquer, Gustavo Adolfo, 1836-1870

    Los ojos verdes es uno de los cuentos que provienen del libro de leyendas escrito en 1861 por Gustavo Adolfo Bécquer. Trata sobre los espíritus femeninos de las aguas. Íñigo es un montero, que un día cazando con su amo Fernando, aciertan a un ciervo, el cual herido trata de huir. Entonces, el cervatillo había huido hacia un lugar conocido como la fuente de los Álamos, donde según se dice, habita un espíritu del mal. Fernando pretende seguirlo una vez que se había adentrado en tal lugar. Íñigo, su montero, le advierte del peligro, y que la caza está perdida, pero Fernando orgulloso se adentra para recuperar esa pieza, la cual era la primera herida por sus manos. Fernando, a pesar de los avisos de su montero, prosigue su camino, detrás de su presa. Íñigo, que se interpuso entre Fernando y el camino, no consiguió cambiar de idea a su amo. Días más tarde, Íñigo pregunta a su amo el por qué de la tan tristeza y palidez de su piel, como si algo le preocupara, y en qué ocupa todas las horas que pasa cada día en la fuente de los Álamos; a lo que su amo Fernando le responde describiendo el lugar, y que logró ver unos hermosos ojos verdes entre el rocío de aquel maravilloso lugar, unos ojos que lo tienen prisionero y que busca cada día. El montero le advierte, lleno de terror y asombro, que esa mujer es en realidad un demonio que quería apoderarse de su alma. Finalmente, cara a cara con la misteriosa mujer, a la orilla de la fuente, Fernando le confiesa, totalmente obsesionado, que si

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La paella del roder 

    Blasco Ibáñez, Vicente, 1967-1928

    Este es un cuento perteneciente al libro La condenada y otro cuentos, excelente para una lectura tranquila. El libro La condenada, relata una serie de cuentos, cada uno distinto entre si, que marcan la vida de época, los ideales frescos del autor y una colección sentimental amplia. El libro esta escrito en un modo ampliamente descriptivo de un lugar, objeto o momento. La lectura es vigorizante e ideal para fomentar la creatividad en el tiempo libre. Tomado de: http://www.ellibrototal.com/ltotal/ficha.jsp?idLibro=1312 Fecha de reseña: 09/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La pared 

    Blasco Ibáñez, Vicente, 1967-1928

    Este es un cuento perteneciente al libro La condenada y otro cuentos, excelente para una lectura tranquila. El libro La condenada, relata una serie de cuentos, cada uno distinto entre si, que marcan la vida de época, los ideales frescos del autor y una colección sentimental amplia. El libro esta escrito en un modo ampliamente descriptivo de un lugar, objeto o momento. La lectura es vigorizante e ideal para fomentar la creatividad en el tiempo libre. Tomado de: http://www.ellibrototal.com/ltotal/ficha.jsp?idLibro=1313 Fecha de reseña: 09/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Peor que la muerte

    Peor que la muerte 

    Osho

    Se lo llevaron esta mañana. Daba un poco de pena las últimas semanas, sentando en su silla frente a la ventana, apenas sin poder moverse, dejando que los rayos del sol de la mañana lo calentasen la piel, esa piel arrugada, tan vieja. Sin embargo su cabeza estaba bien, no podía casi hablar, pero eso era por el pecho, el pulmón que le quedaba casi corroído del todo no le daba aliento suficiente con el que hablar. Mentalmente estaba sano, muy sano. Mi padre siempre había tenido la cabeza llena de números, de ideas, de esas raras, aquellas que florecían en los viejos tiempos. Sabía incluso leer, fíjate en esos viejos tomos amarillentos, colección nova, antiquísimos. Solo pensar en desgastar la vista en ellos me cansa. Aunque ahora estaba muy separado de los tiempos era divertido.

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior), EPUB (Libro Electrónico)

  • Peregrinaje de Gualpo

    Peregrinaje de Gualpo 

    Echeverría, Esteban

    Él miraba con tedio todos los placeres que enervan el alma y gastan los resortes de la sensibilidad y la energía. No celebro con pompa sonora los estragos de Marte furibundo ni las hazañas de algún héroe que haya en las alas fragosas de la guerra derramado su nombre por los ámbitos del mundo, y cual fatal meteoro llenado de pavor al universo.

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior), EPUB (Libro Electrónico)

  • El pesimista corregido

    El pesimista corregido 

    Ramón y Cajal, Santiago

    Es este el cuento que más se acerca al género en lo que a especulación se refiere. Juan Fernández es un joven doctor bastante pesimista. Después de suspender unas oposiciones se hunde en una terrible depresión. En ese estado critica la existencia del mal en el mundo y en particular de las bacterias patógenas. En medio de uno de tales monólogos se le aparece el numen de la ciencia para aclarar algunas de sus dudas. Juan, sin embargo, no se deja convencer y pregunta por qué la humanidad no tiene una vista más desarrollada, para al menos ser consciente de eso agentes patógenos. El numen, para convencerlo, le dota durante un año de una vista prodigiosa.

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior), EPUB (Libro Electrónico)

  • Portada no disponible

    La promesa 

    Bécquer, Gustavo Adolfo, 1836-1870

    "La promesa" es una historia fantástica de Gustavo Adolfo Bécquer. Tiene gran cantidad de figuras estilísticas. Los personajes principales son Margarita y Pedro entorno a los cuales gira toda la historia. Tiene lugar en la edad media. El relato fantástico se aborda desde el principio. Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/La_promesa_(leyenda) Fecha de reseña: 09/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La rosa de la pasión 

    Bécquer, Gustavo Adolfo, 1836-1870

    Es una leyenda corta y compleja. Con cierto carácter religioso, sus temas principales son: el amor, la superioridad del cristianismo, la maldad judía. Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/La_Rosa_de_Pasi%C3%B3n Fecha de reseña: 09/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Siete cuentos históricos y siete que no lo son 

    Irisarri, Ángeles de, 1947-

    Los siete cuentos históricos recrean con precisión varios siglos de nuestra historia. Aparecen personajes singulares en situaciones extraordinarias, de amor y odio, ambiciones y desengaños, consiguiendo ambientes variopintos y jocosos. Así, a través de las páginas surgen: Fray Gómez, un ilustrador de códices, las monjas de las Huelgas Reales de Burgos, Carlos el príncipe de Gales, los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia, entre otros. Los otro siete cuentos recogen temas actuales: Gioconda tiene la idea de abandonar su lugar en el Museo del Louvre, los empleados de El Plata no saben que hacer tras su cierre público. la Mujer madura que adquiere diferentes personalidades, los pobres del Metro de Madrid, y algunos más. Los títulos de los cuentos incluidos son los siguientes: Calentura de conciencia. Las abadesas de las siete casas. La visita del Príncipe de Gales. Lección de estrategia. El hijo de María. Cama con dosel. La Chamaquita. Lisa-Gioconda. Argenta. Cuarto personaje. Suburbanas. Para Lola. XXV aniversario. Estrafalaria compañía. Tomado de: http://ebiblioteca.org/?/ver/18877 Fecha de reseña: 04/07/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Tal vez ella… 

    Castellanos Comesañas, Reginaldo Alfonso

    CUANDO me ofrecieron esta misión dudé. A trescientos millones de kilómetros de distancia; posado como una gaviota en un témpano de hielo de 10 kilómetros de diámetro, que danza silenciosamente alrededor de su planeta madre a razón de cincuenta kilómetros por segundo, con seis meses de día (un día gris, fúnebre) y. seis meses de noche indescriptible, en la que sólo penetran las glaciales miradas de los lejanos astros, no era una opción muy atractiva que digamos. Tomado del texto original Fecha de reseña: 18/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    El templo del deseo de Satán 

    Díaz Sánchez, Andrés, 1973-

    En las Cámaras de Belleza las mujeres más hermosas mostraban su desnuda feminidad, sólo cubiertas por perfumes, joyas, sedas y cosméticos, a masas de hermosos hombres encadenados y sometidos a forzosa abstinencia sexual. … Tomado de: http://www.tunick.mobi/hombres/7787-gotico-el-templo-del-deseo-de-satan-andres-diaz-sanchez.html Fecha de reseña: 15/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Tragedia y un ángel, Una

    Tragedia y un ángel, Una 

    Bécquer, Gustavo Adolfo

    Historia de una zarzuela y una mujer.

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior), EPUB (Libro Electrónico)

  • Portada no disponible

    La venta de los gatos 

    Bécquer, Gustavo Adolfo, 1836-1870

    En Sevilla, y en mitad del camino que se dirige al convento de San Jerónimo desde la puerta de la Macarena, hay entre otros ventorrillos célebres uno que, por el lugar en que está colocado y las circunstancias especiales que en él concurren, puede decirse que era, si ya no lo es, el más neto y característico de todos los ventorrillos andaluces. Tomado del texto original Fecha de reseña: 10/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Viaje a la luna 

    García Lorca, Federico, 1898-1936

    Cama blanca sobre una pared gris. Sobre los paños surge un baile de números 13 y 22. Desde dos empiezan a surgir hasta que cubren la cama como hormigas diminutas. Tomado del texto original Fecha de reseña: 26/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    El viajero 

    Pardo Bazán, Emilia, 1851-1921

    Fría, glacial era la noche. El viento silbaba medroso y airado, la lluvia caía tenaz, ya en ráfagas, ya en fuertes chaparrones; y las dos o tres veces que Marta se había atrevido a acercarse a su ventana por ver si aplacaba la tempestad, la deslumbró la cárdena luz de un relámpago y la horrorizó el rimbombar del trueno, tan encima de su cabeza, que parecía echar abajo la casa. Tomado del texto original Fecha de reseña: 16/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)