Logo, Gobierno ColombiaLogo, Marca País
Logo, Biblioteca virtual para ciegos de colombia
Acceder

Listar por Materia "Cuentos argentinos"

Mostrando ítems 1 al 20 de 52

Resultados de la búsqueda

Lista de resultados

  • Portada no disponible

    62 modelo para armar 

    Cortázar, Julio, 1914-1984

    Escrita a partir de una idea esbozada en el capítulo 62 de su novela Rayuela (de ahí el nombre de la obra), puede considerarse la obra más experimental de su autor. Si Rayuela se compone de capítulos que pueden ser leídos en un orden propuesto por el lector, aquí los capítulos desaparecen, dando paso a segmentos narrativos separados por espacios en blanco que el lector puede ordenar a su gusto. La narración transcurre indistintamente en París, Londres y Viena, y los personajes alternan las lenguas indistintamente, del inglés al francés, del francés al español, etc. Durante su escritura Cortázar tuvo numerosos inconvenientes técnicos. Pero al finalizar «62» sintió que estos no se reflejaban en la obra final, a la que consideró «lectura bastante fácil». Sin embargo, es una novela difícil de leer e interpretar, no solo por su trama sino porque para poder comprenderla es necesario conocer los trabajos previos de Cortázar e incluso trabajos contemporáneos a «62», como Último round. No se sabe por qué ocurren las acciones, no está claro cómo se relaciona cada personaje con otros y no se respeta la línea de tiempo ni la del espacio. Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/62_Modelo_para_armar Fecha de reseña: 21/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Las armas secretas

    Las armas secretas 

    Cortázar, Julio, 1914-1984

    Con el título de _x005F_x0093_Las armas secretas_x005F_x0094_, Cortázar publicó éste y cuatro relatos más: _x005F_x0093_Cartas de mamá_x005F_x0094_, _x005F_x0093_Los buenos servicios_x005F_x0094_, _x005F_x0093_Las babas del diablo_x005F_x0094_ y _x005F_x0093_El perseguidor_x005F_x0094_. Entre ellos destaca especialmente este último, que el propio autor considera como una bisagra que divide en dos lados toda su producción. Con él inaugura una nueva manera de sentir la realidad y de moverse en ella. Mediante análisis múltiples de la misma, desde y con el lenguaje, Cortázar se sumerge en una búsqueda antológica para llegar a una ordenación diferente de lo real, que no es exactamente ni fantasía ni retrato. Tomado de: http://www.casadellibro.com/libro-las-armas-secretas-17-ed/9788437601199/297108 Fecha de reseña: 10/12/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Portada no disponible

    Las armas tiernas 

    Correas, Carlos, 1931-2000

    Dos hombres buscan sexo rápido por Palermo. Uno es militar, aunque no de carrera. El otro es civil. Con un estilo impresionista y duro, el mítico Carlos Correas vuelve, una vez más, sobre sus obsesiones narrativas principales: la homosexualidad, el lado opaco del deseo, la violencia contenida. Climas opresivos y fantasías onanistas redondean y reflotan la propuesta del autor de “El revólver” y “Los reportajes de Félix Chaneton”. Inédito durante décadas, se ofrece ahora esta historia que guardaba en su archivo personal el ensayista Juan José Sebreli. Tomado del texto original Fecha de reseña: 10/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Las aventuras del doctor Morris 

    Bioy Casares, Adolfo, 1914-1999

    Cuando el capitán Ireneo Morris y el doctor Carlos Alberto Servían, médico homeópata, desaparecieron, un 20 de diciembre de Buenos Aires, los diarios apenas comentaron el hecho. Se dijo que había gente engañada gente complicada y que una comisión estaba investigando; se dijo también que el escaso radio de acción del aeroplano utilizado por los fugitivos permitía afirmar que éstos no habían ido muy lejos. Tomado del texto original Fecha de reseña: 11/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • África en el horizonte

    África en el horizonte 

    Gardini, Carlos, 1948-

    Daniel corrió al taller cuando oyó los martillazos. Tenían un ritmo, una melodía disonante que anunciaba que su padre estaba terminando la papirola. Los martillazos normales eran rutinarios y machacones, un ruido más en la casa, como el crujido de una puerta o el gemido de las cañerías. Cuando su padre terminaba un trabajo, en cambio, había en cada golpe una alegría que Daniel había aprendido a identificar. Tomado del texto original Fecha de reseña: 20/10/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Las babas del diablo

    Las babas del diablo 

    Cortázar, Julio, 1914-1984

    El relato contiene una compleja operación discursiva: cuenta una historia pero antes lleva a cabo una digresión en la que aborda los presupuestos tácitos de toda ficción, en la cual se elige algo para contar, una especie narrativa (en este caso el género de la literatura fantástica), un narrador y un modo de narrar. Estos conceptos son puestos en crisis y se escribe desde esa idea de crisis; no obstante, sobre el final, el narrador vuelve a un modo tradicional de narrar. Nunca se sabrá cómo hay que contar esto, si en primera persona o en segunda, usando la tercera del plural o inventando continuamente formas que no servirán de nada (Cuentos completos, Alfaguara, 2011, páginas 223). El relato se inicia con una propuesta referida no a la narración sino al modo en que ésta puede ser planteada, instalando la idea de que el enunciado será forzosamente falible. Luego de instalarlo extenderá este concepto de perplejidad hacia otros elementos: el narrador elegido y lo narrado. El narrador fluctuará entre uno omnisciente y el personaje, y lo narrado se articulará básicamente en dos espacios: dentro y fuera de la fotografía. Hay dos menciones a la fotografía en una suerte de efecto especular, pero un juego de espejos que distorsionan la imagen. El narrador, al principio y al final, opera desde la muerte: es decir que narra desde un lugar de negación e imposibilidad de narrar. Parte de la atmósfera fantástica proviene de esto y de la alternancia dentro/ fuera, de la fotografía. No obsta

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Un banco de parque

    Un banco de parque 

    Gómez Hernández, Sergio

    Mira: ya se acerca el lector incansable de todas las tardes. Lleva un libro grueso bajo el brazo. Me interesa ese tipo de gente que viene y se sienta en mí a disfrutar de su lectura. Porque soy un banco; pero no uno de esos que se utilizan para guardar los ahorros o pedir préstamos, no. Soy un banco –por decirlo así– gratis. Tomado de: https://issuu.com/miguelaldana/docs/bb-libros/114 Fecha de reseña: 10/07/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Bestiario

    Bestiario 

    Cortázar, Julio

    Bestiario es el primer libro de relatos que Julio Cortázar publica con su auténtico nombre. No hay en estas ocho obras maestras ni el menor balbuceo ni resacas juveniles: son perfectas. Estos cuentos, que hablan de objetos y hechos cotidianos, pasan a la dimensión de la pesadilla o de la revelación de un modo natural e imperceptible. Sorpresa o incomodidad son, en cada texto, un condimento que se agrega al placer indescriptible de su lectura. Sus relatos nos desazonan porque poseen una característica muy rara en la Literatura: se nos quedan mirando, como si esperaran algo de nosotros. Después de leer estos verdaderos clásicos del género, nuestra opinión sobre el mundo no puede seguir siendo la misma. Referencia Bibliografica: Resumen del libro tomado de: http://www.lecturalia.com/libro/8218/bestiario Fecha de reseña: 11/03/2014

    Formato: DAISY voz locutor,  

  • La brújula : novelas y cuentos

    La brújula : novelas y cuentos 

    Díaz Calvi, Carlos, 1973-

    Esta primera antología cuenta con historias y estilos muy diversos. `Santiago` es una aventura, que nos enfrenta a todos y cada uno de nuestros infiernos. También es un reconocimiento personal a los años en Irlanda, a Malasia y a mis recuerdos. `El sueño de Tarek` es un cuento para todas las edades. Un viaje a nuestra infancia y al mundo que nos rodea. `Las Tribulaciones de Martín Máximo Cuevas` es una comedia negra. Un homenaje al barrio de Lavapiés, en Madrid, también a España y a los amigos que quedan allí. Finalmente `Los Náufragos` es una breve alegoría. Quizás tan solo una declaración de principios. Tomado de: http://ebiblioteca.org/?/ver/32550 Fecha de reseña: 02/08/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Casa tomada

    Casa tomada 

    Cortázar, Julio, 1914-1984

    Casa tomada es un cuento del escritor argentino Julio Cortázar. Aparecido por primera vez en 1946 en la revista publicada por Jorge Luis Borges, fue recogido en el volumen Bestiario, de 1951.1 El cuento —un ejemplo temprano de las narraciones fantásticas cortazarianas— comienza de manera realista e introduce paulatinamente un ambiente de distorsión de las leyes naturales. Es quizá el cuento de Cortázar que mayor cantidad de estudios ha generado.2 Entre los recursos que se harían habituales en el cuento de Cortázar se cuentan el uso de signos gráficos (en este caso, paréntesis) como reflejo de la censura. Cortázar se basó en una casa de la ciudad de Chivicoyo, todavía en pie sobre las calles Suipacha y Necochea. Tomado de: https://es.wikipedia.org/wiki/Casa_tomada#Resumen Fecha de reseña: 05/06/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Portada no disponible

    La cita de Florencia 

    Katz, Walter Luis, 1932-

    Gobernar es poblar. A medida que se realizan obras monumentales, se crean nuevas urbes en sus cercanías, y a la vez, las ciudades cercanas se expanden; así ocurrió con la construcción de la presa del Chocón. A Neuquén y sus alrededores llegaron miles de familias de profesionales y obreros, para asentarse. La pequeña ciudad de la primera mitad del siglo XX, en pocos años se ensanchó hacia los cuatro puntos cardinales, formando un compacto bloque desde las márgenes del río Limay hasta más allá de las bardas, y desde el río Neuquén hasta los pueblos occidentales diseminados a lo largo de la gran ruta. Tomado del texto original Fecha de reseña: 30/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Los colores perdidos

    Los colores perdidos 

    Gardini, Carlos, 1948-

    Demenciano II, emperador de Salpicondia, se enamoró. Y se enamoró locamente, porque un emperador de Salpicondia nunca hace nada de manera normal. Demenciano paseaba en bicicleta por los pasillos de su palacio de Laxaria cuando decidió asomarse al balcón. Por el balcón vio un parque, y en el parque, sentada en un banco, a una muchacha vestida de rojo. Llamó al primer ministro. Tomado del texto original Fecha de reseña: 20/09/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Portada no disponible

    Conducta en los velorios 

    Cortázar, Julio, 1914-1984

    No vamos por el anís, ni porque hay que ir. Ya se habrá sospechado: vamos porque no podemos soportar las formas más solapadas de la hipocresía. Mi prima segunda, la mayor, se encarga de cerciorarse de la índole del duelo, y si es de verdad, si se llora porque llorar es lo único que les queda a esos hombres y a esas mujeres entre el olor a nardos y a café, entonces nos quedamos en casa y los acompañamos desde lejos. Tomado del texto original Fecha de reseña: 12/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Crónica de una ocupación 

    Katz, Walter Luis, 1932-

    En la localidad de Iguazú se vivían los días más agradables del año; es sabido que el invierno es crudo en algunas regiones del país, pero allí era acariciante, y los habitantes de la pequeña ciudad y turistas, disfrutaban la moderada temperatura, propia de esas latitudes. En esas ideales y estimulantes condiciones, Hugo no imaginaba la infernal situación que estaba por acontecer. Tomado del texto original Fecha de reseña: 25/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Cuentos

    Cuentos 

    Costantini, Humberto, 1924-1987

    Es aquí. Pero este ascensor... la portería... yo los conozco, me parece. ¿Cuándo vine yo aquí? ¿Una semana? ¿Un año? No puedo darme una idea. ¡He caminado tanto en este tiempo! Además todas las oficinas, más o menos... Y los ascensores también. Subo a un ascensor y ya me veo buscando a alguien, preguntando, corriendo de aquí para allá. Sí ha de ser eso. Y sin embargo... el tablero... las puertas... Yo esto lo conozco. Alguna vez estuve aquí, estoy seguro. Tomado del texto original Fecha de reseña: 23/11/2016

    Formato: PDF (Portable Document File)

  • Cuentos completos I

    Cuentos completos I 

    Ocampo, Silvina(1999)

    Hay un universo Silvina Ocampo, hecho de nostalgia y de asombro. Nostalgia por algo que jamás existió y que quizá ni siquiera entra en el terreno de lo posible. Asombro frente a una realidad lindante todo el tiempo con la fantasía y con los sueños. Hombres, mujeres y niños pueblan ese universo y lo saturan de equívocos, perversas relaciones de poder, falsas inocencias. El amor y el odio, lo trivial y lo extraordinario, más que como opuestos, se manifiestan como una sutil cuestión de matices. Pocos escritores han conseguido expresar así la cualidad de lo inapresable.

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior), EPUB (Libro Electrónico)

  • Portada no disponible

    Cuentos de aquí... y de allá 

    Katz, Walter Luis, 1932-

    Ningún monje supo que dentro del monasterio se realizaban ensayos, pues en el laboratorio se guardaba la mayor discreción. Aunque, generalmente para las primeras pruebas se suele utilizar animales pequeños, del tipo que no despiertan sentimientos en los investigadores, como ratones o pequeños animalitos; en este caso, los experimentados eran personas. El carácter secreto del proyecto eliminaba cualquier contacto con el mundo exterior, y la palabra dada por el superior de ese instituto religioso, era una garantía, aunque no se habían firmado contratos u obligaciones por ambas partes. Tomado del texto original Fecha de reseña: 25/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Cuentos pueblerinos 

    Katz, Walter Luis, 1932-

    Moseike era bajo, morrudo, con bigotes a lo Stalin, anarquista y haragán. Apareció en el pueblo de Médanos por los años diez del siglo XX, después que abandonó la Rusia de los Zares. Se infiltró, por así decir, en los grupos de personas que les gustaba escuchar hablar de política diferente, política foránea y sobre las nuevas ideas. Así, sin fanfarronerías, quizás sin proponérselo, formó una colección de amigos entre la gente mayor, de las que recibía invitación para comer y beber. Moseike tenía actitudes de líder y realmente lo era. Tomado del texto original Fecha de reseña: 25/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Después del paseo 

    Katz, Walter Luis, 1932-

    Dicen que partir es morir un poco y puedo agregar: "Regresar nos vuelve a la vida". Muchas veces he tenido esa sensación, pero cada momento fue diferente según mi estado afectivo. La relación entre personas y sitios es relativa y cada caso o situación es personal y subjetivo. Con el correr del tiempo traté de considerar las cosas con objetividad y ser imparcial en mis apreciaciones; en parte lo logré, pero mis sentimientos, arraigados profundamente, privaron. Tomado del texto original Fecha de reseña: 25/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    En memoria de Paulina 

    Casares, Adolfo Bioy, 1914-1999

    La historia está escrita en primera persona. El protagonista está enamorado de Paulina pero, desgraciadamente para él, ella lo abandona y se casa con un amigo mutuo, Julio Montero. Ella visita al narrador y se ausenta pronto. Montero la estaba esperando a ella, en las afueras de la casa, durante una noche lluviosa. El protagonista parte a un país extranjero a estudiar y vuelve después de unos pocos años. Paulina vuelve y lo visita y lo abraza en una noche lluviosa. Ella sale, asustada, y se encuentra con Montero, como en la primera vez. El escritor nota que él vivió la ilusión de Montero; se da cuenta que ella está muerta, en realidad. Montero la asesinó esa misma noche por celos hacia el protagonista. Esta historia cuenta con un fuerte carácter de realismo mágico y esto se nota en la conclusión donde se muestra que la aparición de Paulina al narrador tan solo es el resultado del deseo de este por verla y el temor de Julio Montero por la traición de Paulina, en este punto el temor y el deseo hicieron realidad esta fantasía donde el narrador pudo apreciar de nuevo y por ultima vez a Paulina. Tomado de: http://literatura.wikia.com/wiki/La_memoria_de_Paulina Fecha de reseña: 15/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)