Logo, Gobierno ColombiaLogo, Marca País
Logo, Biblioteca virtual para ciegos de colombia
Acceder

Listar por Materia "Literatura cubana"

Mostrando ítems 1 al 13 de 13

Resultados de la búsqueda

Lista de resultados

  • Portada no disponible

    Absuelto por la historia 

    Báez Hernandez, Luis

    Noventa millas marinas, delgada cinta de azules aguas del Caribe, separan dos mundos: Cuba y los Estados Unidos. Las noventa millas se convirtieron en una trinchera, en una barri­cada, en alambre de púas, en una alta tensión; en la línea demarcatoria de dos mundos, dos concepciones, dos siste­mas. Se convirtieron en un límite histórico. (tomado de: texto original. Fecha de reseña: 09/05/15)

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior)

  • Portada no disponible

    Ambrotos 

    Yoss, 1969- (Sánchez Gómez, José Miguel)

    Anochece. El mar rojizo e infinito rompe con terco empeño contra la costa anular del atolón volcánico, pero los surtidores de espuma brillan blancos a las últimas luces del crepúsculo. –Cuidado con esa almeja espinosa, Ambrotos –regaña el hombre a la criatura, gritando para hacerse oír por encima del fragor de las olas–. La última que te tragaste te tuvo un mes a dieta blanda. Tomado del texto original Fecha de reseña: 21/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Amo de la obscuridad 

    Yoss, 1969- (Sánchez Gómez, José Miguel)

    Mis suelas hollan el metal de la calzada móvil. Son falsas y tratan de ser tan lentas como otros miles de suelas verdaderas que usan esta vía a diario. Y nadie de este anónimo rebaño lo advierte, aunque cada crujido parece gritar a gritos que soy un darkmaster, que debajo de esas comunes superficies para arrastrarse como gusanos se esconden los pies veloces de un Amo de la Obscuridad. No, no lo advierten, porque son ciegos y sordos para cualquier cosa que no sean sus insignificantes problemas caseros. Y para ellos soy uno más. Tomado del texto original Fecha de reseña: 21/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Cuentos 

    Lezama Lima, José 1912-1976

    La obra poética, narrativa y ensayística de José Lezama Lima (1910-1976), bien conocida en la isla, fue descubierta fuera de Cuba —tardíamente— por editores y críticos gracias a la irrupción de una novela que forzaba los límites del género, se reía de gramáticas y de preceptivas, e imponía al fin su verbo inagotable y su mundo poderoso: Paraíso (1966). Tomado de: http://www.fiuxy.net/ebooks-gratis/3484163-cuentos-por-jose-lezama-lima.html#4HbRw1BCr2GKf05D.99 Fecha de reseña: 27/05/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    La cumbre de la respuesta 

    Yoss, 1969- (Sánchez Gómez, José Miguel)

    Yo iba a un Simposium de Teletransporte en Lyonesse y, como me sobraba el tiempo, había decidido no viajar directamente, sino dando una vueltecita por el Mundo del Sueño, cuyos paisajes tenían fama de relajantes y agrestes en todo el Multiverso. Tomado del texto original Fecha de reseña: 08/08/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Las fuentes perdidas 

    Cortina, José Antonio, 1853-1884

    "Las Fuentes Perdidas" es una novela fascinante. Una mezcla entre literatura fantástica y ciencia-ficción, donde se dan la mano situaciones que recuerdan vagamente por una parte a las epopeyas míticas que reflejan en sus libros autores de la talla de R. A. Salvatore, Tad Williams o Dennis L. McKiernan, con la vivacidad, intensidad y rapidez de Jack McDevitt, P. K. Dick o el mismísimo Neil Gaiman, pero siempre desde un estilo propio y personal al que ya nos tiene acostumbrados José Antonio Cotrina. En esta obra el lector se va a ver inmerso en una trepidante aventura que no sólo va a contar con mundos y seres sobrecogedores, fantásticos y terroríficos. También va a ser participe de secretos por desvelar, de miedos que siempre afloran en los momentos más inoportunos, de luchas internas con nuestra mente y la de los protagonistas, de sentimientos encontrados que harán ver a todos y cada uno de los personajes como seres en conflicto, y comprender sus actuaciones más allá del límite de lo estrictamente racional. Muerte y desolación, alegrías y amor, enfrentamientos por opiniones encontradas y lucha hombro con hombro entre enemigos potenciales... Todo eso y mucho más va a ser lo que uno viva (más que lea) al adentrarse en el maravilloso y a la par inquietante, universo de "Las Fuentes Perdidas". Una de esas obras que no pueden dejarse pasar por alto. Tomado de: http://www.comentariosdelibros.com/comentario-las-fuentes-perdidas-389idl389idc.htm Fecha de reseña: 11/12/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Golpes de Dios 

    Fagundo, Abel G.

    La vida me encontró, perdido entre la bruma de fantasmas que separa al verdugo de su víctima, Con el infierno en todo el cuerpo, y el vicio de la salvación tronzado en mil pedazos por mis manos. Tomado del texto original Fecha de reseña: 29/10/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    El hombre de los estrenos 

    Alas, Leopoldo

    En plena madurez creadora, la constante atracción que Clarín había sentido por el teatro comienza a tomar forma (...). Puede afirmarse que Teresa es una excepción en la trayectoria literaria de su autor así como del panorama español del teatro contemporáneo, puesto que que los que constituyen los dos pilares de la obra: 1. fusión del tema social con las categorías cristianas de la fidelidad matrimonial; 2. Tratamiento del carácter de la protagonista; no tienen correespondencia en ninguna obra dramática contemporánea. (tomado de: http://www.casadellibro.com/libro-teresa--avecilla--el-hombre-de-los-estrenos-2-ed/9788470392269/311561 Fecha de reseña: 10/05/2015)

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior)

  • Portada no disponible

    Ismaelillo 

    Martí, José, 1853-1895

    Espantado de todo, me refugio en ti. Tengo fe en el mejoramiento humano, en la vida futura, en la utilidad de la virtud, y en ti. Si alguien te dice que estas páginas se parecen a otras páginas, diles que te amo demasiado para profanarte así. Tal como aquí te pinto, tal te han visto mis ojos. Con esos arreos de gala te me has aparecido. Cuando he cesado de verte en esa forma, he cesado de pintarte. Esos riachuelos tan pasado por mi corazón. ¡Lleguen al tuyo! Tomado del texto original Fecha de reseña: 17/11/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Kaishaku 

    Yoss, 1969- (Sánchez Gómez, José Miguel)

    –¿Ivana? ¿Te lanzo ya, princesa? Por seguridad, haz un último chequeo de soporte vital. Todo esto me huele mal. Cambio. –Aire, combustible, termorregulación... Todos los sistemas OK, Mven. Lo que menos me preocupa ahora es un fallo de soporte vital. Yo preparada y serena. Y tú... tranquilo. Si sientes mal olor puede ser el de La Tierra pudriéndose... ja, qué mal chiste. Pero, disculpa: soy yo la que voy, y te juro que todavía me gusta menos que a ti. Suéltame y no te demores mucho... esos fantos esperan a una persona sola, y pueden ponerse paranoicos si te ven por acá. No tenemos bastantes Saltamontes como para que nos de igual perder uno. Cambio. Tomado del texto original Fecha de reseña: 30/07/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Los meandros de la historia 

    Yoss, 1969- (Sánchez Gómez, José Miguel)

    Este cuento del joven autor cubano que se esconde tras el seudónimo Yoss nos hizo reír bastante al leerlo la primera vez, de nuevo al leerlo ante los participantes del taller informal de los viernes, y por tercera vez mientras lo preparábamos para editarlo. Como cualquiera puede darse cuenta, esto, de por sí, ya es toda una carta de presentación. Tomado del texto original Fecha de reseña: 23/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    El performance de la muerte 

    Yoss, 1969- (Sánchez Gómez, José Miguel)

    –Esmerándose hoy. Habiendo mucho público –dijo Tutambienbruto al entrar en la carpa, con el ronco estertor que era su voz; luego añadió, acercándose a Moy, que comprobaba todo el equipo por enésima vez–: No necesitando otra revisión... yo habiéndolo hecho dos veces ya. –Me esmeraré, descuida. Y déjame aclararte algo: revisaré cien veces si así lo creo necesario; es mi vida la que está en juego... no la tuya, forzudo –refunfuñó Moy, sin mirarlo. Tomado del texto original Fecha de reseña: 01/09/2016

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Portada no disponible

    Vidas para leerlas 

    Infante, Guillermo Cabrera

    Fue Plutarco (46 d.C. – 120 d.C.), que vivió largo y tendido, quién acuñó la frase Vidas para leerlas como título y como lema – y como una visión de la historia. Vidas para leerlas es, desde el título, una variación paródica sobre un tema de Plutarco, el primer historiador que basó sus historias en el chisme de salón y los rumores de la corte. Las vidas hechas paralelas por Plutarco han adquirido no sólo popularidad (todavía se lee a dos mil años de su muerte) sin que han sido modelo para Shakespeare en su poesía dramática, han servido para hacer cine (Julio César, Antonio y Cleopatra) y todavía interesan estas vidas vividas como historia. Nada quería yo más que mis modestas vidas sean para leerlas paralelas y para conmemorar a estos hombres y mujeres que nacieron y vivieron y murieron, como todos los hombres, en la adversidad pero también en la diversidad. (Tomado de: http://www.casadellibro.com/libro-vidas-para-leerlas/9788420483696/604425 10/09/2015)

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior)