Logo, Gobierno ColombiaLogo, Marca País
Logo, Biblioteca virtual para ciegos de colombia
Acceder

Listar por Materia "Economía política"

Mostrando ítems 1 al 2 de 2

Resultados de la búsqueda

Lista de resultados

  • Portada no disponible

    Economía no liberal para liberales y no liberales 

    Guerrero, Diego

    “Soy antiliberal porque el liberalismo es mentira. Todo él es una mentira de principio a fin, pero una mentira que, por desgracia, engaña a mucha gente y la hace más feliz a de lo que se merece. Es una “retórica de la libertad” que no contiene ni medio gramo de auténticas libertades. O mejor dicho, es una libertad que se asienta en la “libertad de explotación”, que sólo está al alcance de un pequeño porcentaje de la población. Esta falsa libertad se mantiene y se propaga porque la gente no se ha rebelado todavía contra esta falsedad. Porque somos demasiado sumisos -por ahora- ante (ante, bajo y con) la legalidad y la legitimidad de que la mayoría tengamos que someternos a la exigencia de dejarnos explotar y dejarnos extraer plusvalor (a partir de la parte de nuestra jornada laboral que no nos pagan) como condición ineludible para poder sobrevivir y vivir la vida que nos corresponde, ésa tan pobre y gris que caracteriza a nuestra figura de asalariados o mercaderes de fuerza de trabajo”. Tener que vivir como “capitalistas pobres”, mendigando el precio de nuestra mercancía y soportando los ataques de nuestros explotadores, sólo parece sentarnos mal a muy pocos. Pero lo que a mi me mata es que los ideólogos, los voceros y los sicofantes de los capitalistas lo hagan tan a gusto. Si tienen interés en la explotación, vale: se entiende. Pero si no la tienen son uno traidores y merecen que les tiremos tomates por la calle. Sobre todo, si llevan chaquetas que están pidiendo a gritos: “

    Formato: DOC (Word 97-2003)

  • Explorando nuevos paradigmas en la economía  política

    Explorando nuevos paradigmas en la economía política 

    Cardoso, Rafael Efrain(Instituto Nacional para Ciegos -INCI[Bogotá], 2021)

    En primer lugar, pido por anticipado mis disculpas a los profesionales y científicos de la economía, pues el lenguaje que se usa no respeta a menudo la terminología que suelen emplear en ese ámbito, pero dadas las actuales circunstancias globales es preciso que ellos, los trabajadores, obtengan una connotación completa y precisa de lo que les quiero transmitir. Debido a ello recurro a menudo al uso de la metáfora, la cual es más decidora que la expresión digital común para mostrar con más detalle y concreción las complejidades del mensaje. Por otro lado, cuando nombro, defino o describo algo, inmediatamente aclaro entre paréntesis, precisándolo, qué parte o aspecto de ese algo estoy recortando o rescatando para su consideración, en la expectativa de evitar así que la frase se preste a otras interpretaciones ajenas a lo que quiero transmitir. De este modo hay a veces palabras que pueden tornarse repetitivas, pero esto lo tomo como el precio que debo pagar para garantizar la precisión de lo que digo, y por ello pido disculpas a mis lectores. Por último, a veces suelo referirme a “el hombre” o a “un hombre” respecto de algo que él protagoniza, y esto da pie a que alguien piense que tengo un mentalidad machista para expresarme, pero aclaro que esto lo hago en aras de simplificar la frase, pues en realidad me estoy refiriendo al ser humano, que comprende tanto a la mujer como al varón.

    Formato: DOCX (Word 2010 o superior), EPUB (Libro Electrónico)